lunes, 21 de julio de 2014

Los cuerpos extraños

Primera edición: junio de 2014
ISBN: 978-84-233-4829-9 / 978-84-233-4834-3 (epub)






En esta entrada señalamos algunos errores ortotipográficos, determinadas cuestiones gramaticales y un error de contenido (que no aparece en la edición del libro electrónico). Debemos destacar el cuidado tratamiento de los extranjerismos, a pesar del tono coloquial en que se desenvuelve la novela y la mayoría de sus diálogos.

Os animamos a que leáis esta nueva entrega de la saga Bevilacqua y Chamorro, en la que el autor, fiel a su estilo, aborda el entramado de la política y sus intereses ocultos (corrupción, enriquecimiento...).

Hemos comprobado que en la nueva edición de la novela, aparecida a finales del mes de octubre de 2014, ya se han corregidos los distintos errores ortotipográficos que reseñamos, así como algunas de las cuestiones gramaticales indicadas; de estas últimas, las que hacen referencia a las modificaciones ortográficas establecidas en 2010 (no acentuación de monosílabos, entre otras) se han mantenido en su escritura original, siguiendo el criterio del autor.


1.- Errores ortotipográficos

Pág. 30

[del] asunto Ortí Hansen.


Pág. 150

El tono de voz [de] Cristóbal Ruiz-Colomer...

Pág. 205


a las [que] creo que deberíamos interrogar...

Pág. 328

en febrero [de] este año...



2.- Cuestiones gramaticales


Pág. 24


Si bien el tema de la puntuación es un campo condicionado en parte por el estilo del autor, entendemos que en esta frase falta una coma [,] después de «lleguemos» para clarificar el contenido y evitar equívocos.


Pág. 28 y 265


Según la Ortografía de la lengua española (2010) esta forma verbal se considera monosílaba a efectos de acentuación gráfica, y no debe llevar tilde. Aunque la anterior Ortografía (1999) prescribía ya la escritura sin tilde de esta y otras palabras (truhan, guion, fie, liais...), admitía que los hablantes que las pronunciasen como bisílabas pudiesen seguir acentuándolas gráficamente. En cambio, a partir de la edición de 2010 se suprime dicha opción, de modo que las palabras que pasan a considerarse monosílabas deben escribirse obligatoriamente sin tilde [Se rio].


Pág. 100

Al referirse a la famosa serie televisiva de ficción estadounidense, debería ir resaltado en cursiva. Como aparece correctamente, por ejemplo, en las series que se citan en la pág. 156 (Modern Family, Los Soprano...) [CSI].


Pág. 140

 [truhan]. (Véase entrada referida a «se rio»).


Pág. 133


La palabra «surreal» no está recogida en el DRAE. Por el contexto parece evidente que se está refiriendo al término [surrealista], por lo que de utilizarse aquella debería resaltarse en cursiva o entre comillas.


Pág. 263


[fie]. (Véase entrada referida a «se rio» y «truhan»).


Pág. 213

Al tratarse de un enunciado aseverativo que precede a la muletilla de cierre que actúa como refuerzo de la propia aseveración, el signo de interrogación de apertura no debe ir al inicio de la frase [—También somos ciudadanos, ¿no?]. 

En este sentido aparece correctamente escrito dicho signo en frases del mismo tenor en las páginas 64, 67 y 165, por ejemplo.


Pág. 301


En castellano se ha adoptado la forma «kebab» para referirse a la comida que, por metonimia, da nombre a los restaurantes donde se sirve. El DRAE la recoge escrita en redonda.


3.- Contenido

Pág. 89, 218 y 224

Versión iBook

La Cámara autonómica valenciana no es el Parlament (como sucede en Cataluña o Baleares), sino [Les Corts] o [Corts Valencianes]. 

Debemos destacar que el propio autor advirtió dicho error pero ya cuando la primera edición en papel estaba impresa; sin embargo, tal como se aprecia, aparece bien escrito en la edición del libro electrónico (eBook). Lorenzo Silva en la presentación de su libro en Barcelona ya nos comunicó dicha incidencia, y en su blog da oportuna cuenta del error, excusándose por el mismo y lamentando su aparición en papel que será corregido en ulteriores ediciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada